• Català
  • Castellano
  • English
Áreas Urbanismo, Turismo y Actividades económicas Medio Rural, Ganadería, Pesca y Caza

Enero y febrero meses de poda de palmeras

foto tractament becutEl Consell de Formentera, a través del área de Agricultura, recuerda que la poda de especies sensibles al picudo rojo, es decir palmeras, en la isla de Formentera queda restringida a los meses de enero y febrero, dado que los últimos años la temperatura media más baja se da en estos meses.

Autorización de Agricultura
Hay que recordar que las podas de palmera se efectuarán siempre con la autorización previa del departamento de Agricultura del Consell Insular de Formentera. El objetivo de esta medida es la protección de los ejemplares de palmera podados y la gestión correcta de los residuos generados en la planta de transferencia de la isla (la autorización permite subir los residuos en la planta de transferencia, gratis).

Además, para las podas de plantas sensibles se deben seguir las siguientes indicaciones: podar preferentemente sólo las hojas secas. En caso de que sea necesario cortar las hojas verdes, se deben minimizar las heridas y aplicar a la cicatriz masilla de poda o un tratamiento fitosanitario. Los cortes deben ser limpios, que no provoquen desgarros. Los estípites o troncos de las plantas sensibles no deben cepillarse. No se debe utilizar el afeitado o el perfilado como técnica de poda con motivos ornamentales, sino únicamente en los casos que esté justificado y siempre seguido inmediatamente de un tratamiento fitosanitario. En caso de que durante las tareas de poda se detecte la presencia del picudo rojo se informará al área de Agricultura del Consell Insular de Formentera para continuar con el protocolo oficial de actuación.

El picudo rojo, Rhynchophorus ferrugineus, el escarabajo plaga que ataca las palmeras, reduce e incluso detiene su actividad biológica cuando la temperatura es más baja. El decreto 4/2016 de 29 de enero, por el que se califica de utilidad pública la lucha contra el picudo rojo en la Comunidad Autónoma de las Illes Balears es el que restringe la poda de palmeras sensibles a los meses de menor temperatura.

Las tierras de Can Marroig se vuelven a cultivar

foto-visita-cultiu-can-marroig1El president del Consell de Formentera, Jaume Ferrer, el conseller de Medio Rural, Bartomeu Escandell, junto con el gerente de la Cooperativa del Campo, Carlos Marí y su presidente, Jaume Escandell, así como la delegada del Ibanat en las Pitiüses , Carolina Rodríguez, han visitado este mediodía las labores de cultivo que la Cooperativa del Campo está realizando por primera vez en la finca de Can Marroig.

Jaume Ferrer ha destacado que esta es una finca "emblemática" de Formentera que siempre había sido relacionada con la actividad agraria. El president ha recordado que su cultivo "se abandonó con la llegada del turismo, y que desde que el Govern balear la adquirió el Consell quería poder volver a darle su uso tradicional".

Prueba piloto
Esta semana la Cooperativa del Campo ha sembrado las primeras dos hectáreas con cereales autóctonos "para poder hacer forraje y suministrarlo a los formenterenses que lo necesiten", según ha explicado el gerente de la Cooperativa, Carlos Marí. Marí ha anunciado que próximamente en la finca de Can Marroig harán "una prueba piloto de plantación de hierbas aromáticas".

Por su parte, el conseller de Medio Rural ha recordado la apuesta que ha hecho la institución para recuperar el campo en los últimos años. En marzo del año 2015 se refundó la Cooperativa del Campo de Formentera. Desde entonces se ha subvencionado su tarea, según ha explicado Escandell, con acciones concertadas que ascienden a 400.000 €, también se ha construido la Nave de la Cooperativa y se ha adquirido maquinaria, por valor de unos 1.000.000 €. "El objetivo de todas las acciones que se siga con el impulso de la actividad primaria en la isla" ha declarado.

Recordemos que en mayo de 2016 se firmó convenio de cesión para darle un uso agrícola en la Finca de Can Marroig entre el Consell, el Govern balear y el Ibanat (finca propiedad del IBANAT).

Formentera oferta 4 cursos gratuitos para el sector agrícola y ganadero de la isla

foto vinya a-monteroEl Consell de Formentera, a través del área de Agricultura, ha presentado los cursos de formación en materia de agricultura y ganadería para este 2019. Entre los meses de enero y abril se harán 4 cursos. Las formaciones se iniciarán el próximo 21 de enero con el curso de usuario profesional nivel básico de productos fitosanitarios.

Este primer curso se desarrollará entre el 21 y el 25 de enero en horario de tarde (de 16 a 20h), y el 26 de enero se hará una prueba para comprobar los conocimientos adquiridos. Con esta formación se obtiene el carné de manipulador de productos fitosanitarios, nivel básico. Las inscripciones ya están abiertas, y se pueden hacer en la OAC, Oficina de Atención al Ciudadano, o telemáticamente en la OVAC.

Recuperación del campo
El conseller del ramo, Bartomeu Escandell, ha explicado que un año más el Consell oferta cursos para que el sector agrícola y ganadero de la isla pueda tener formación sin necesidad de salir de Formentera y de manera gratuita. "Esta formación se ha programado según las peticiones de los propios agricultores y ganaderos y para seguir con nuestra línea de recuperación del campo", ha añadido el conseller.

El 13 de febrero se realizará el curso "Las plagas y enfermedades principales de los cultivos agrícolas de Formentera: identificación y control". El 20 de febrero se hará otro curso "El injerto en el cultivo de frutales: conceptos teóricos y prácticos para realizar injertos en los árboles frutales". La duración de ambos cursos será de 5 horas y se realizarán en horario de tarde (de 15 a 20h).

Por último, entre el 3 y el 6 de abril, se realizará el curso "Nociones básicas de viticultura y elaboración de vinos". Esta formación tendrá una duración de 12 horas. Los interesados podrán inscribirse en la OAC o telemáticamente en la OVAC a todos los cursos. El plazo de inscripción ya está abierto y se cerrará 3 días antes del inicio de cada curso.

Formentera contará con una nueva reserva marina

foto-punta-de-sa-creuLa Reserva Marina de la Punta de sa Creu en Formentera será aprobada el próximo viernes en el Consejo de Gobierno y tendrá 1.059 hectáreas de perímetro

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha elaborado el decreto por el que se establece la Reserva Marina de la Punta de sa Creu en Formentera, espacio que constará de 1.059 hectáreas en la zona de sa Creu, entre la punta de la Fernanda y la punta des Far, en las aguas interiores del entorno del macizo rocoso de La Mola. La normativa, que se aprobará en el próximo Consejo de Gobierno de 16 de noviembre, contempla la protección de esta zona, la cual presenta un gran valor ecológico y pesquero. Tal y como ponen de manifiesto estudios científicos, tiene una amplia biodiversidad marina y tiene una importancia capital para la flota de artes menores de Formentera. Se han inventariado hasta 23 hábitats bentónicos diferentes, entre los que destacan la pradera de posidonia, las comunidades de algas fotófilas y el coralígeno sobre fondo duro.

En una visita a la futura reserva, el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha puesto en valor las reservas marinas y ha recordado que, "este Gobierno ha creado nuevas y aumentado también su vigilancia, pasando, con fondos del impuesto de turismo sostenible, de 7 a 14 en los últimos 3 años y está previsto que se incrementen en tres más una vez se apruebe la reserva de Tagomago, llegando a los 17 vigilantes en las Illes Balears". La nueva reserva de la Punta de sa Creu contará con un vigilante y una barca propia.

Con la creación de la nueva reserva marina de la Punta de sa Creu se cumple la petición de diversos colectivos sociales e instituciones públicas, como el Consell de Formentera. El mismo Jaume Ferrer, president del Consell ha explicado que, "esta reserva es un compromiso que se adquirió en esta legislatura", y ha puesto en valor que se haya podido hacer conjuntamente con el sector pesquero.

En esta zona se practican actividades que tienen una relación directa con los recursos pesqueros: la explotan de manera tradicional, con hasta 8 tipos diferentes de aperos o métiers, las embarcaciones profesionales de artes menores de Eivissa y de Formentera, es objeto de una intensa pesca recreativa de superficie (volantí y curricà) y submarina y también se lleva a cabo buceo recreativo turístico. Para recuperar poblaciones de peces, es necesario regular estas actividades para que se practiquen de forma compatible con la conservación de la riqueza biológica y de los recursos marinos vivos.

Entra en funcionamiento la balsa de riego de Formentera

foto-bassa-de-reg-2La balsa de riego de Formentera ha entrado en funcionamiento. La infraestructura, que tiene una capacidad de 88.000 m3, permitirá regar 114 hectáreas y dar servicio a 69 regantes a través de 24 kilómetros de sistema de riego.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca Vicenç Vidal ha presenciado la puesta en marcha de la infraestructura acompañado del president del Consell Insular de Formentera, Jaume Ferrer, el director general de Agricultura y Ganadería, Mateu Ginard, y el conseller de Presidencia de Formentera, Bartomeu Escandell.

En una visita a una de las fincas que puede aprovechar esta agua para sus cultivos, el conseller Vicenç Vidal ha destacado la importancia de una balsa que "permite el reaprovechamiento del agua depurada, que mezclada con agua desalada, ofrece uno de los mejores tratamiento terciarios de las Illes Balears".

Por otra parte, Jaume Ferrer ha celebrado la puesta en funcionamiento de la balsa "ocho años después de la finalización de la obra" y ha avanzado que el Consell destinará recursos para formar a los interesados en el uso y la gestión de una infraestructura que "debe servir para poner en valor el campo de Formentera y reactivar su actividad".

En este sentido, Joan Ferrer, presidente de la Comunidad de Regantes ha querido agradecer que este proyecto haya culminado además de decir que, "tenemos tierras, tenemos agua y tenemos ilusión. Ahora falta ponerlo en marcha hasta tener una producción que sea rentable".

La infraestructura, reivindicada por el sector agrícola desde el 2003 y que contó con una inversión de 8.217.764,38 €, se finalizó y se recepcionó en 2009, pero no se puso en marcha. El estado de abandono en el que quedó a lo largo de los años ha hecho necesaria una nueva inversión de 294.116 € en esta legislatura para su puesta en marcha definitiva.

El agua, a diferencia de otras balsas de riego, debido al gran alto contenido de cloruros, pasa por una planta desaladora que la trata previamente antes de ir a parar a la balsa para poder ofrecer agua apta para el riego a los agricultores.

Las Illes Balears cuentan con de 13 infraestructuras de regadío con aguas depuradas que permiten regar 3.600 hectáreas: 2.820 en Mallorca, 691 en Menorca, 114 en Formentera y 85 en Eivissa.

Más artículos...

Página 3 de 11

3

ministerio_agricultura_1

agricultura_governbalear_1

sigpac_1

aforavila_1

covib_1

permacultura_1